Lithops

Todo sobre los lithops o cactus de piedra

Todo sobre los Lithops o piedras vivas

Todo sobre los Lithops o piedras vivas

Los lithops (comúnmente llamados “piedras que florean” o “piedras vivas“) son plantas altamente mimetizadas con el ambiente que las rodea: su forma, tamaño y color hacen que se parezcan a las pequeñas piedras de su entorno natural. Las plantas se mezclan entre las piedras como medio de protección. Los animales de pastoreo, que de otro modo se las comerían durante los periodos de sequía para obtener humedad, suelen ignorarlas. Incluso los botánicos tienen a veces dificultades para localizar lithops para su estudio debido a este inusual camuflaje engañoso.

Hábitat y descripción de esta suculenta

Hábitat y descripción de esta suculenta

Descripción de los lithops. En estado salvaje, los lithops se encuentran en vastas regiones desérticas de Sudáfrica. Varias zonas en las que crecen estas plantas reciben menos de 5 centímetros de lluvia al mes durante todo el año. En una situación extrema de escasas precipitaciones, al menos una especie de lithops depende de la niebla o la bruma para obtener su principal fuente de humedad.

Los lithops no podrían sobrevivir en muchas zonas en las que se encuentran si no fuera por su capacidad de almacenar agua. De hecho, casi toda la planta está dedicada a esta función. El “cuerpo” de la planta está dividido en dos hojas suculentas fusionadas en forma de cono invertido. La fisura o hendidura en la parte superior de la planta es la división de las dos hojas. No hay tallo como tal, sino que la raíz pivotante se une abruptamente en la base de las hojas.

La estructura de la planta revela a la imaginación el duro entorno en el que viven los lithops: la escasez de agua exige que las plantas jóvenes se limiten a dos hojas y un sistema de raíces, ya que un crecimiento más extravagante sólo serviría para desperdiciar agua. Las hojas son gruesas para almacenar suficiente agua para que las plantas sobrevivan durante meses sin lluvia. Las plantas son pequeñas y mantienen un perfil bajo para minimizar el efecto del intenso calor y la luz de su clima.

La información anterior nos puede servir a la hora de cultivar lithops en el hogar o en el invernadero. Como se desarrollan bien en condiciones de baja humedad y necesitan riegos y cuidados poco frecuentes, son plantas de interior ideales, siempre que se cumplan las condiciones de luz adecuada y riego correcto. Hay que tener cuidado de elegir un lugar bien iluminado para las plantas. Como se han adaptado a la luz solar intensa en la naturaleza durante su evolución, necesitan una buena cantidad de luz solar directa cuando se cultivan como plantas de interior.

Cuidados que necesitan los lithops

Cuidados que necesitan los lithops

Cuidados de los lithops. Los lithops funcionan bien si reciben unas 4 o 5 horas de luz solar directa (o sólo ligeramente filtrada) durante las primeras horas del día, y una sombra parcial durante la tarde. Por lo general, una ventana al sur es la mejor ubicación, a menos que exponga a las plantas a plena luz del sol la mayor parte del día, lo que debe evitarse. Una exposición al este sin obstáculos es una buena alternativa. Una ventana orientada al oeste puede ser adecuada, aunque no es lo ideal, y por supuesto una ventana orientada al norte no ofrece ninguna luz solar directa.

Iluminación

Si la planta no recibe cierta cantidad de luz solar directa al menos durante unas horas al día (cuando el tiempo lo permite), empieza a crecer alargada, inclinándose hacia un lado para recibir más luz. También pierden coloración (etiolación) y los lados de las plantas se vuelven verdosos. Acabará muriendo si no se les proporciona una mejor iluminación cuando estos signos se hagan evidentes.

Sin embargo, en algunas situaciones es aconsejable dar un poco de sombra a las plantas para que no reciban una luz solar intensa en primavera, sobre todo en las zonas que reciben poca luz durante la mayor parte del invierno. Esto se debe a que las plantas pierden resistencia a la luz brillante durante un periodo prolongado de tiempo nublado, y el brillo repentino de un día claro hará que se quemen, provocando la formación de una cicatriz blanquecina en la superficie de la planta. Una planta muy quemada puede resultar tan gravemente herida que puede morir.

Por este motivo, si las plantas han estado expuestas a una luz tenue durante algún tiempo, debe exponerlas a la luz brillante de forma gradual durante varios días. Debes tener mucha atención en este detalle especialmente para las plantas recién compradas.

Algunos cultivadores proporcionan protección contra posibles quemaduras solares. Una mosquitera ordinaria para ventanas debería ser más que suficiente para evitar quemaduras. Lo ideal sería quitar la protección durante el invierno para que las plantas reciban más luz. Si las plantas reciben una buena luz en invierno, no deberías preocuparte por la posibilidad de que se produzcan daños por quemaduras solares en primavera.

Riego

El riego es otra consideración importante que debe tenerse en cuenta para tener éxito en el cultivo de estas plantas. Los lithops tienen un ciclo de crecimiento anual definido. Si bien es importante regar sólo en ciertas etapas del ciclo, es igualmente importante mantener la tierra seca en otras etapas de su crecimiento. No se desanime si las sugerencias de riego parecen largas y confusas al principio. A medida que vaya conociendo el funcionamiento del ciclo de crecimiento, descubrirá que saber cuándo y cómo regar las plantas es en realidad un procedimiento sencillo.

Suelo

Todas las suculentas necesitan un suelo con buen drenaje. Por lo general, la tierra normal para macetas con un 25% de piedra pómez, arena gruesa o lava fina es más que suficiente. Los lithops prefieren un drenaje aún mayor. Un porcentaje de al menos el 50% de material de drenaje es bueno.

Temperatura

Los lithops crecen mejor a temperaturas de entre 18-24 grados centígrados. Pueden soportar temperaturas muy altas en verano si es necesario. Evita regarlos demasiado cuando eso ocurra y evita mejor la luz solar directa.

Crecimiento y ciclo de vida

Crecimiento y ciclo de vida

Los lithops son plantas perennes que desarrollan un nuevo par de hojas cada año. Las marcas de las hojas de una planta en particular cambian muy poco de un año a otro, y no hay dos plantas que tengan marcas exactamente iguales. Los lithops comienzan a crecer durante el otoño, continúan durante el invierno y hasta la primavera. A finales de la primavera o principios del verano, las plantas empiezan a entrar en reposo.

En el hábitat, es necesario para su supervivencia que descansen durante el largo periodo de intenso calor y escasas o nulas precipitaciones, utilizando el agua que han almacenado previamente para aguantar el verano. Con la llegada de los días más frescos y cortos del otoño, los lithops volverán a crecer.

Durante los meses de verano, los lithops entran en letargo, descansando como lo hacen en la naturaleza, aunque como planta de interior las condiciones no son tan severas. Las plantas requieren poca o ninguna agua cuando están inactivas. Un riego regular durante este periodo haría que se pudrieran repentinamente y se convirtieran en papilla. Pero si se produce un marchitamiento prominente durante el verano, es seguro dar el agua suficiente para restaurar la apariencia firme de la planta. Riegue ligeramente para que sólo se humedezca la media pulgada superior del suelo. No riegue nunca en profundidad cuando las plantas estén inactivas.

En otoño, normalmente en agosto o septiembre, las plantas empezarán a crecer. El primer signo de crecimiento se nota cuando la fisura entre las hojas comienza a separarse. En los días siguientes, un brote se abrirá paso a través de la fisura y poco después se desplegará una flor blanca o amarilla.

Las flores de muchas especies de lithops tienen un aroma dulce y picante. Si una planta no florece el primer año, tal vez no tenga la edad suficiente. Los lithops suelen tener entre tres y cinco años antes de empezar a florecer: han crecido como plántulas durante dos años o más en el vivero. A medida que la fisura se separa más, se puede ver un nuevo par de hojas desarrollándose en su interior.

A medida que la planta envejece, aumenta su tamaño por división. Esto comenzará por una planta que producirá dos pares de hojas nuevas. La planta tendrá entonces dos “cuerpos” unidos a un sistema de raíces. Algunas plantas de las colecciones de lithops tienen hasta diez o más cuerpos por planta, pero se necesitan muchos años para desarrollar una planta de este tamaño.

Floración de los lithops

Floración de los lithops

En su ambiente natural, los lithops comienzan a florecer y a crecer justo después de que las lluvias estacionales hayan comenzado. A menudo, un buen riego del suelo animará a las plantas a iniciar su etapa de crecimiento. Es seguro regar en profundidad durante el otoño, y de hecho es mejor que un riego poco profundo porque las plantas tienen raíces pivotantes.

Es importante dejar que la tierra se seque bastante entre riegos: no debe estar todavía húmeda cuando se vuelva a regar. La mezcla de tierra debe ser de un tipo que drene rápidamente y se seque con relativa rapidez. Hay que evitar que la tierra empapada permanezca alrededor de las plantas durante días para evitar que se pudran. Los riegos regulares deben disminuirse de forma constante después del periodo de floración.

Deja de regar por completo hacia finales de septiembre en el caso de la mayoría de las especies para permitir que la tierra se seque por completo en preparación para los fríos meses de invierno.

Cultivo de lithops

Cultivo de lithops

Crecimiento y siembra de semillas. Durante los meses de invierno, las plantas seguirán creciendo; los nuevos cuerpos aumentarán de tamaño mientras las viejas hojas exteriores comienzan a marchitarse. No se debe regar durante el invierno… la tierra debe permanecer totalmente seca por muy marchitas que estén las plantas. El nuevo cuerpo en realidad extrae el agua almacenada en las hojas viejas para continuar el crecimiento, es importante recordar que no debes retirar las hojas arrugadas. Los lithops no deben estar expuestos a una temperatura inferior a 5°C. Si la planta está demasiado cerca de una ventana durante el tiempo de congelación, se verá dañada por las heladas aunque la habitación parezca cálida, así que retírala un poco durante el tiempo de invierno realmente frío.

El nuevo cuerpo sigue extrayendo el agua y los nutrientes almacenados en las hojas viejas hasta que éstas se reducen a nada más que finas cáscaras de papel. Estas cáscaras pueden entonces retirarse fácilmente de alrededor de la planta. Cuando las plantas llegan a esta fase, ya es primavera y es seguro volver a regar para que las plantas aumenten su crecimiento. Empiece regando ligeramente, aumentando la cantidad de agua gradualmente, hasta llegar a varios buenos riegos a mediados de la primavera. Asegúrese de dejar que la tierra se seque entre los riegos. Reduzca el riego a medida que se acerque el calor y los días largos del verano, permitiendo que las plantas se preparen para su período de inactividad.

Debes tener en cuenta que lo que te presentamos sólo sirve como guía general de la forma en que crecen los lithops. Cada especie tiene su propio ciclo para completar cada etapa de su crecimiento, y es casi imposible de alterar artificialmente. Algunas especies florecen ya en julio, otras en noviembre (en el hemisferio norte). Aunque el método de cultivo descrito anteriormente es adecuado para todas las especies, es posible que desees variar un poco los tiempos de riego a medida que adquiera experiencia en el reconocimiento de los diferentes hábitos de cada una.

Un entorno ideal para los lithops es una plantación en grupo en un jardín de platos, entremezclados con piedras redondeadas de diversos tamaños y colores. Las plantas despliegan entonces su naturaleza de mimetismo al máximo, ya que se vuelven casi indistinguibles de los guijarros a simple vista. Se recomienda que las macetas tengan una profundidad de entre 5 y 10 centímetros para que las raíces tengan espacio suficiente para crecer libremente. Asegúrate de que la maceta tenga agujeros de drenaje.

Utiliza una mezcla de tierra de drenaje rápido (una mezcla de tierra envasada para cactus y suculentas debería tener arena añadida a razón de unas 2 partes de mezcla de tierra por una parte de arena en volumen). Coloca las plantas al azar, haciendo un agujero en la tierra para acomodar la raíz primaria y la parte inferior del cuerpo.

Coloca las plantas en el suelo de manera que aproximadamente tres cuartas partes de la altura de la planta queden por encima del nivel del suelo para permitir que la planta “respire”. Colapsa el agujero alrededor de la raíz pivotante clavando con cuidado un lápiz en la tierra cerca de la planta. Coloca algunos guijarros entre las plantas y, por último, espolvorea una fina capa de arena gruesa (o grava para pájaros) sobre la tierra expuesta. Algunas de las plantas parecerán haber desaparecido de la vista entre los guijarros.

Plagas y enfermedades

Los ácaros son plagas molestas que a veces atacan a los lithops. Su pequeño tamaño suele hacer que pasen desapercibidos, pero los daños que causan pueden verse como pequeñas manchas de tejido cicatrizado blanco en la superficie de la planta. Cualquier insecticida utilizado para el control de los ácaros que sea seguro para la mayoría de las plantas de interior puede utilizarse en la dosis recomendada según las instrucciones de la etiqueta.

Principales especies de lithops

Lithops amicorum

Lithops aucampiae

Lithops bromfieldii

Lithops coleorum

Lithops comptonii

Lithops dinteri

Lithops divergens

Lithops dorotheae

Lithops francisci

Lithops fulviceps

Lithops gesinae

Lithops geyeri

Lithops gracilidelineata

Lithops hallii

Lithops helmutii

Lithops hermetica

Lithops herrei

Lithops hookeri

Lithops julii

Lithops karasmontana

Lithops lesliei

Lithops marmorata

Lithops meyeri

Lithops naureeniae

Lithops olivacea

Lithops optica

Lithops otzeniana

Lithops pseudotruncatella

Lithops ruschiorum

Lithops salicola

Lithops schwantesii

Lithops terricolor

Lithops vallis-mariae

Lithops verruculosa

Lithops villetii

Lithops viridis

Lithops werneri

Preguntas frecuentes

Recibimos muchas preguntas sobre los lithops. A continuación, algunas de las más frecuentes

¿Qué es un Lithops?

Un Lithops es una planta que consta de dos hojas opuestas que se fusionan a lo largo de los bordes exteriores, de modo que forman un cuerpo obcónico, turbiniforme (en forma de copa). Este cuerpo está dividido en dos mitades o lóbulos más o menos iguales, que se fusionan a lo largo de su borde exterior hasta una profundidad de 1-4 mm. Una fina línea de adherencia cierra la fisura por la parte superior.

La mayor parte del cuerpo de la planta permanece bajo la superficie del suelo, quedando expuesta sólo la parte superior. La razón de esto es para que puedan esconderse de cualquier depredador, y también para que se mantengan protegidas del sol.

Para una descripción más detallada de la anatomía de un Lithops, consulte la sección de descripción de este sitio web.

¿Cómo puedo identificar qué especie de Lithops tengo?

La identificación de los Lithops no es fácil y, salvo en el caso de los más obvios, puede resultar bastante complicada. Los Lithops se identifican principalmente por los rasgos faciales, la forma de la planta vista desde arriba y de perfil, y los colores de las flores, así que familiarícese con los distintos términos utilizados para describirlos. Consulte la sección de morfología de este sitio web para conocer los términos generales utilizados, y luego vaya a la sección de especies e intente averiguar cuál es la más parecida a la suya.

¿De dónde proceden los Lithops?

Los Lithops se encuentran en el sur de África y tienen un área de distribución bastante amplia. Para obtener más información sobre la distribución de las distintas especies.

¿Cómo debo cuidar mis Lithops?

Los Lithops son muy populares y son relativamente fáciles de cultivar. Para obtener más información sobre el cuidado de los Lithops, así como sobre cómo cultivarlos a partir de semillas, consulte la sección de cultivo de este sitio web.

He comprado plantas de lithops casi sin raíces. ¿Es esto normal?

Sí. Recortamos las raíces a 0,5-1 cm. A las plantas les gusta. Promueve un crecimiento nuevo y saludable.

Mi planta de lithops está blanda y parece arrugada. ¿Qué debo hacer?

Esto es normal y suele ocurrir en verano, cuando el cuerpo del lithops pierde algo de agua. No hay que preocuparse. Puede rociar ocasionalmente la planta con un poco de agua en las calurosas tardes de verano. El cuerpo volverá a estar más firme en otoño y primavera, cuando está creciendo y cuando está tomando más agua activamente a través de las raíces.

¿A qué profundidad debo plantar mi lithops en el suelo?

Asegúrese de que la cabeza de la planta esté (casi) a nivel de la superficie del suelo.

Mi lithops está creciendo muy largo y tiene un aspecto verde pálido ¿mi lithops está enfermo?

Probablemente su planta no recibe suficiente luz. Intenta aumentarla poco a poco. También es posible que la planta esté recibiendo demasiada agua y fertilizante. Cuando tu Lithops se alarga (crece demasiado), es difícil (¿casi imposible?) volver a tener una planta de forma normal.

Compartir

Calendario

enero 2022
L M X J V S D
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

Archivos